DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES

Si vas por la calle y te fijas un poquito en lo que te rodea, si eres ligeramente curioso y paseas por la céntrica y peatonal Calle Zamora, si eres una persona comprometida tienes una cita delante de la Iglesia San Marcos, el último jueves de cada mes. Allí estamos. Somos ciudadanos aquejados del corazón, no sufrimos cardiopatía sino sentimos un dolor casi inaguantable al comprobar que la desigualdad, la pobreza y el hambre son realidades palpables, que estos problemas se hacen presentes en nuestro vivir día a día. No hace falta irse lejos para comprobar que la riqueza está mal repartida.

Sigue leyendo

Anuncios