ESPELEOLOGIA EN SALAMANCA

Dentro de las actividades lúdicas de este verano en nuestra pequeña y preciosa ciudad hemos disfrutado de dos citas con la espeleologia charra.

Fuimos a visitar el Pozo de la Nieve excavación de hace unos 400 años de existencia que hacía este tipo de construcciones para proveer de hielo a toda la ciudad durante el verano. Este pozo mantenía hielo con el siguiente procedimiento… agua helada y  nieve traído de Béjar se prensaba poniendo unas sobre otras capas de hielo y capas de paja para conservar el agua bajo cero de temperatura.

Este encuentro arqueológico que data del siglo XII, nos lleva hasta 2005 en que se abrió el pozo a la investigación.

Este yacimiento descubierto por las arqueólogas Elvira Sánchez que en su visita guiada nos presentó y guió Rosa Montero, se ha convertido en un centro de atención para los vecinos y  turistas de nuestra ciudad Salamanca que acoge  entre su riqueza cultural y patrimonial lo que fue en su día el pozo de la nieve nos habla hoy también de “El Convento de San Andrés” conocido como “El pequeño Escorial” por ocupar una extensión de vastas dimensiones.

Lo más destacable de la prospección es todo un sistema hidráulico que nos lleva por una galería subterránea hacia el fondo del pozo.

Se cree que durante el año 30 del siglo XX (si paseamos por los túneles) podemos ver estalactitas así como unas borlitas de cableado eléctrico. Vas por un entramado de pasadizos hacia la parte denominada “Cueva de las brujas”

Este pozo de la nieve ha sido desde dicha utilidad parte del Convento de San Andrés del cual sigue en parte la muralla y una casa cuyo estudio dio pie al descubrimiento de ruinas y patrimonio con carácter de riqueza cultural abierto al público ávido de encontrarse con su historia.

En esta misma circunstancia encontramos el llamado “Cerro de San Vicente” en una visita guiada dela mano dirección de la arqueóloga Cristina Alario que nos propone hacer un viaje a lo largo del tiempo, habla con propiedad y gran desenvolvimiento acerca del origen de la ciudad partiendo de un poblado de la época prehistórica (no hay datos escritos sino sólo fósiles que trabajados con técnicas de espeleólogo nos da información sobre aquellos tan lejanos momentos de una incipiente civilización).

Un cerro es una colina, una elevación o una pequeña montaña cuyo asentamiento nos habla  del siglo VIII antes de Cristo conocido como La Edad de Hierro.

Salamanca está construida sobre tres cerros: Cerro de San Vicente, el más antiguo, Cerro de la Universidad y Cerro de San Andrés. En concreto el Cerro de San Vicente tiene sobre el siglo IV o VIII antes de cristo unas veinte hectáreas de extensión.

Si nos preguntamos quienes vivieron en aquella zona, sólo señalar que son una población sedentaria conocida como asentación de “Soto de Medinilla”, que está construida toda la arquitectura muy sólida con adobe, barro y paja secado al sol.

Se descubren los caminos de la vía de la Plata, y viven del trueque hecho que les hacía viajar de vez en cuando para practicar el cambio de mercancías y excedentes.

El río es vadeable por dicha zona lo cual quiere decir que no es navegable sin puentes (recordar que los puentes pueden tener una antigüedad de unos  1000 años).

Todas estas características nos llevan a conocer como actividades propias de dicha “aldea” la caza, pesca, agricultura y ganadería.

Observamos en la visita guiada unas viviendas descubiertas por los artistas del cincel y el trabajo de arqueología cuidando y mimando para estudiar cada descubrimiento (hay allí mucho trabajo aún)

El descubrimiento del Monasterio de San Vicente se entiende que presenta tres etapas: Primera etapa, son frailes cluniacenses benedictinos no muy bien gestionada la cuestión pecuniaria por el abad quien enriquecía su patrimonio a la vez que perdía recursos. Una segunda etapa, de 1504 a 1505 se hablad del primer convento de la zona reformado en colegio universitario. Por último en 1808 a 1812 la Guerra de la Independencia deja todo el poblado, el cerro, la ciudad… abrasada y en ruinas.

Puedes ver si te acercas a dicha situación ubicada al oeste de la ciudad actual unos miradores con una impresionante vista hacia nuestra actual capital castellano-leonesa, que se alza majestuosa y rica que desvela el desarrollo de la población desde la Edad de Hierro hasta nuestros días en que los estudios que se llevan a cabo y abren una puerta al entendimiento histórico para conocer los cambios a lo largo del paso de los siglos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s