ENTRETENER Y DIVERTIR

Existen dos puntos de vista que distan entre sí como dos gotas de agua que juntas llegan a colmar un vaso. Cuando hablamos de divertir no estamos hablando solamente de disfrutar de aquello que nos inquieta, un niño sentiría inquietud al divertirse, un anciano (quizás padre, quizás abuelo) sentiría también inquietud; pero mientras un adulto tiene gran conocimiento de causa, la situación empieza a tener sus espacios sin significado pero empieza a  tener necesidad de ser estimulado, en cambio un niño si es sano si todo va bien,

Sigue leyendo

Anuncios