PIENSO, LUEGO…

Pensar, emplear la sustancia gris, conectar las neuronas, poner en movimiento la turbina sin que se te caiga un tornillo, es condición indispensable para considerarnos seres humanos.
El uso de la razón, la capacidad de entender o llegar a alguna conclusión partiendo de premisas válidas y verdaderas, es una actividad cotidiana que todos los días, (queramos o no) está presente en nuestros cerebros. Sigue leyendo

Anuncios