UN ÁRBOL, UN HIJO, UN LIBRO

Cuando llegas a una edad madura el hecho de mirar a tu alrededor y supervisar como está todo, te hace plantearte las circunstancias que rodean tu realidad.

La felicidad de tener un marido a quién querer y unos hijos a quiénes cuidar no puede ser suplantada por ninguna otra situación. Una cuestión importante es saber qué es lo que quieres. Sigue leyendo

Anuncios