EMIGRANTE, ¿PERDISTE EL RUMBO?

Cuando en la historia sagrada nos hablan de la creación del hombre y la mujer, no hay distinción por tener algunas características propias y que hacen a cada uno diferente. Así hay personas de color, tanto negros, como amarillos, como blancos. Hay personas con tez más o menos morenas. Sus cabellos, lo de todos no son iguales: morenas, rubias, pelirrojas, castañas.

¡Donde hay vida, hay color! Los pueblos se manifiestan ante el resto de pueblos y culturas con su propia idiosincrasia personal e intransferible.

Sigue leyendo

Anuncio publicitario