ATRAPA EL TIEMPO… NUESTROS SIGLOS.

Reflexionar acerca del paso del tiempo puede llevarnos a aportar una explicación a la sensación de que todo pasa deprisa.

Muchas veces comentamos, casi sin darnos cuenta, lo acelerado de nuestra vida. Cuando eres un niño el tiempo transcurre sin que seamos conscientes, pero sí un poquito más despacio que cuando eres más mayor. Esto implica que a medida que vamos madurando y haciéndonos más viejos, la sensación del paso del tiempo, y sólo la sensación, es una sensación de que los años, la vida… pasa por nosotros de forma más rápida que antes a pesar de que si nos cercioramos es una cantidad constante: el paso del tiempo no manipula sus magnitudes.

Sigue leyendo

Anuncio publicitario