MI AMIGO, MI TESORO.

Hay una frase que algunas veces visita mi área cognitiva: “Tener un amigo es tener un tesoro”

¡¿Hasta qué punto entendemos esta expresión?!

Cuando algo es tan sumamente bueno y valioso, lo envolvemos en seda y lo colocamos en un lugar idóneo para piezas especiales, pues nos une a ella no sólo el valor calculable o incalculable que se le pueda poner a este tipo de piezas, sino también existe un sentimiento profundo que nos lleva a motivar cierta nostalgia o melancolía, o recuerdo grato y festivo incluso de amor y felicidad.

Sigue leyendo

Anuncio publicitario

REFLEXIONES SOBRE LA FELICIDAD

¡Qué bonito resulta encontrar una sorpresa agradable que te haga ver que la dicha fue grata!. Al hablar de la dicha, nos referimos a la Aleluya que fluye en el corazón del ser humano que siete gran gozo al oír o ver, sentir en último término… esa sensación que queremos denominar felicidad.

Feliz, existe una manida frase que inventa: sólo los tontos son felices. ¿Qué hallamos pues de virtual en encontrar alguien que entienda qué es ser feliz?

Sigue leyendo